a Golpear postes para que arranque el auto.

Siempre que tenemos un problema en el arranque de nuestro automóvil, queremos solucionarlo golpeando los postes de la batería con una piedra o lo que nos encontremos a nuestro alrededor. Ésta es una práctica totalmente incorrecta, ya que lo que estamos ocasionando es que el poste de la batería se desprenda en su interior, ocasionando una discontinuidad en el circuito. Lo recomendable en estos casos, es apretar la terminal con herramienta adecuada sin maltratar el poste.
b Agregar agua mineralizada a la batería.

Esta creencia es totalmente incorrecta, ya que al añadir agua con minerales al interior de la batería, estamos ocasionando que estos acaben rápidamente con los componentes de la misma. Lo correcto es añadir agua libre de minerales o desmineralizada, que puede ser agua purificada.
c Resucitar baterías.

Siempre que tenemos una batería que nos comienza a fallar, creemos que con una carga rápida podemos extender la vida de la batería. Esto es incorrecto, ya que lo único que lograremos es quedarnos varados en la próxima avenida. Esto sólo servirá cuando la batería esté descargada, pero en buenas condiciones, ejemplo: dejaste las luces encendidas.
d Una batería pesada y con placas gruesas es mejor.

Esto es incorrecto, lo único que tienen las placas gruesas es material muerto que no reacciona con el ácido. Cuando una placa no es de buena calidad, hay que hacerla gruesa para lograr que no se desmorone. Esto provoca que una batería sea pesada y poco eficiente.
e Una batería no necesita mantenimiento.

Todas las baterías necesitan una inspección visual y una limpieza, por lo menos, una vez cada cuatro meses. La batería Libre de Mantenimiento gasifica menos que una normal, por lo que el consumo de agua, la sulfatación en sus postes y por lo tanto su mantenimiento, es menor.
f Lo más importante es el número de placas.

Esta creencia es incorrecta, ya que la capacidad real de la batería nos la da la Capacidad de Arranque en frío y la Capacidad de Reserva. No importa cuántas placas lleve una batería, sino el número de amperes que nos puede dar para encender un motor. Dentro de los requerimientos de los fabricantes de automóviles en el mundo, uno de los más importantes es precisamente la Capacidad de Arranque en frío y la Capacidad de Reserva; no piensan en el número de placas sino en los amperes.
g Agregar agua fría.

Esta es una creencia de taller. El agregar agua fría a nuestra batería no es bueno ni malo. Lo único que tenemos que checar es que el agua sea libre de minerales.
h Agregar agua con ácido a la batería.

La gente piensa que debe agregar agua con ácido a la batería, cuando ésta pierde su nivel por evaporación. Esto es incorrecto, ya que lo único que se evapora es el agua y no el ácido, por lo cual sólo debemos agregar agua desmineralizada.
i Agitando la batería lograremos recuperar la carga.

Agitar la batería puede provocar que el material activo se desprenda prematuramente de las placas, acortando considerablemente la vida de las baterías. Esta práctica es incorrecta, ya que nunca logrará una recarga en el acumulador.
j Existen baterías completamente selladas.

No hay ninguna batería en el mercado completamente sellada. Todas las baterías gasifican, algunas menos que otras, por lo que todas tienen que llevar cuando menos una válvula de gasificación. Algunas baterías tienen tapones sellados, lo que ocasiona que, en el momento en que el electrolito se agota, no se pueda removerlos para reponer el agua y con ello alargar la vida del acumulador. Por esta razón se recomiendan los tapones removibles.
» Golpear postes para que arranque el auto
» Agregar agua mineralizada a la batería
» Resucitar baterías
» Una batería pesada y con placas gruesas es mejor
» Una batería no necesita mantenimiento
» Lo más importante es el número de placas
» Agregar agua fría
» Agregar agua con ácido a la batería
» Agitando la batería lograremos recuperar la carga
» Existen baterías completamente selladas